Factores inhibidores de la fertilidad.

En México, 1 de cada 6 parejas tiene problemas de fertilidad.

Factor Embrionario

El factor embrionario nos aseguramos que el embrión sea geneticamente sano, mediante un estudio de su careotipo y asi descartar alteraciones genéticas como Sd Down entre otras. En nuestro laboratorio tenemos para él el ambiente propicio considerando los factores como temperatura, presión, ph y otros para que después de la facundación in vitro junto con el embrión se desarrollen al igual que lo harían en un embarazo natural dentro de la madre.

Factor Ovulatorio

El factor ovulatorio está relacionado con el correcto funcionamiento de los ovarios, la estabilidad hormonal, la menstruación y el ciclo de ovulación de la mujer. Cuando existe alguna alteración o impedimento que afecte a la ovulación natura, es cuando diagnosticamos el factor ovulatorio alterado.


Dentro de los factores ovulatorios el síndrome de ovario poliquístico (SOP) es el más común, el cuál es un desajuste por el que los ovarios producen más hormonas masculinas del común. Esto puede causar problemas en la ovulación, alteraciones menstruales y otros síntomas como crecimiento excesivo de vello, acné y aumento de peso los cuales pueden llevar a una obstrucción de la fertilidad femenina.

Factor Tubárico

El factor tubarico como obstructor de la fertilidad sucede cuando las trompas de Falopio que transportan los espermatozoides hacia el óvulo, tienen alguna lesión, bloqueo o adherencia. Para evaluar posibles defectos en la cavidad uterina y las trompas de Falopio se utiliza un procedimiento de rayos X llamado histerosalpingografia (HSG). Este estudio se realiza al término de la menstruación y antes de la ovulación. Se inyecta un líquido de contraste a través del cuello uterino, el cual rellena la cavidad del útero y la trompas. De esta forma se pueden observar defectos dentro del utero como pólipos, miomas u otras anormalidades en la cavidad uterina.


De ser necesario al detecar alteraciones en la HGS se realiza otro procedimiento llamado histeroscopía que permite evaluar con mayor exactitud el interior del útero y corregirlo. En estos casos la Fecundación In Vitro (FIV) es el tratamiento de elección para lograr el embarazo porque permite colocar los embriones con mayor poder de implantación directamente en el útero.

Factor Uterino

Se diagnostica factor uterino cuando el útero presenta anomalías anatómicas o funcionales. Aproximadamente entre el 5% y 12% de los casos de infertilidad se deben a un factor uterino, que es cuando el embrión no se implanta correctamente en el útero por lo cuál el embarazo pudiera terminar en una pérdida gestacional o aborto. Algunos de los padecimientos uterinos que pueden llegar a interferir en la fertilidad de una mujer son:

  • Endometriosis
  • Adenomiosis
  • Sinequias uterinas
  • Pólipos uterinos
  • Miomatosis uterina

Factor Masculino

En los hombres, las condiciones óptimas se dan cuando los espermatozoides son capaces de fecundar ovocitos y generar embriones de buena calidad, que puedan implantarse y dar lugar a un embarazo exitoso.

 

El éxito del embarazo está relacionado con la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, que al existir una afectación disminuye su habilidad para fertilizar al óvulo. Más de un tercio tercio de los casos de infertilidad proviene de causas masculinas, por lo que la evaluación conjunta de la pareja es fundamental para obtener un diagnóstico adecuado.